Presunto asesino de joven gay en Cancún era su vecino

Pese al llamado de la Secretaría de Gobernación (Segob) y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), la Fiscalía General del Estado (FGE) de Quintana Roo descartó, tras la detención del presunto asesino, que el homicidio de un joven gay en Cancún el pasado 5 de junio haya sido un crimen de odio.

Y es que, después de que el grupo activistas LGBT+ RESILIENTXS dio a conocer el asesinato, las dependencias federales exhortaron a las autoridades del estado a investigar “con perspectiva antidiscriminatoria y de derechos humanos”. Esto “conforme al Protocolo Nacional de Actuación para el Personal de las Instancias de Procuración de Justicia del País en casos que involucren la Orientación Sexual o la Identidad de Género“.

En ese sentido, el colectivo narró que el joven homosexual habría acudido a una fiesta en Cancún, municipio Benito Juárez, en donde dio a conocer que vivía con VIH. Por lo cual fue “torturadoquemado y asesinado por su estado serológico”.

Sin embargo, este miércoles, en entrevista con Denise Maerker para Grupo Fórmula, el fiscal estatal, Óscar Montes de Oca, informó que aún se investiga el móvil. Ya que, en las investigaciones, se encontró que el presunto autor material del homicidio, identificado como Isidoro “G” era vecino y arrendatario del joven. Además de que ya tenía antecedentes de haberlo golpeado.

En ese sentido, el presunto homicida no pudo ocultar las huellas del crimen. Pues incluso la Fiscalía de Quintana Roo logró hacer un seguimiento del rastreo hemático: siguieron las huellas del imputado hasta su domicilio, donde también había manchas de sangre, expresó Montes de Oca. La detención se llevó a cabo en Tabasco.

Ante la evidencia, el fiscal Montes de Oca aseguró que, por el momento, no se puede afirmar que fue por razones de género.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest