Emilio «L» destapará red de corrupción que involucra a ex presidentes

CIUDAD DE MÉXICO.-Emilio Lozoya, exdirector de la petrolera estatal mexicana y acusado de recibir sobornos millonarios, llegó a México extraditado de España a primera hora de la madrugada del viernes pasado  y fue trasladado a un hospital “en calidad de detenido y bajo estricta vigilancia policíaca” ya que se le detectaron problemas de salud, informó la fiscalía federal.

Este día Raúl Rodríguez Cortés dijo es su columna Gran Angular, para El Universal, que Lozoya no pisará la cárcel, pero sí destapará una gran red de corruipción.

«Todo indica que Lozoya no pisará la cárcel pero que la información que aporte destaparía una red de corrupción en la que estarían involucrados al menos dos expresidentes. Ese fue el trato», escribió el periodista.

Rodríquez aseguró que su presentación ante jueces mexicanos es para dar paso a un juicio abreviado en el que el acusado acepte su culpabilidad y repare el daño cometido, a cambio de una pena reducida si es que el MP no opta, como puede hacerlo, por no ejercitar la acción penal.

«AMLO dijo ayer que a su gobierno le interesa recuperar dinero, por ejemplo, los 200 millones de dólares del sobreprecio pagado por Pemex al comprar Agronitrogenados. Así, la reparación del daño evitaría que el latrocinio quede impune», escribió.

Añadió:

«Todo eso es posible mediante los llamados criterios de oportunidad, previstos en el artículo 21 de la Constitución y explicitados en el 256 del Código Nacional de Procedimientos Penales. En la causa de Lozoya aplica principalmente el de su fracción quinta: “Cuando el imputado aporte información esencial y eficaz para la persecución de un delito más grave del que se le imputa, y se comprometa a comparecer en juicio”».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest