¿Por qué no debes mezclar alcohol con medicamentos?

MÉXICO.- La mezcla de medicamentos con alcohol puede ocasionar alteraciones en el ritmo cardíaco, mareos, vómito, sudoración e incluso llevar al servicio de urgencias, afirmó el especialista en gastroenterología, Édgar Bernal Hernández.

En entrevista, el también cirujano bariátrico explicó que, aunque no todos los medicamentos provocan reacciones al ser mezclados con alcohol, sí puede haber un efecto negativo con los antiparasitarios y con aquellos recetados para el control de la presión arterial alta.

​Es una combinación a menudo frecuente que llega al servicio de urgencias, debido a que el paciente ignora cuáles medicamentos puede mezclar con alcohol y cuáles no”, dijo el especialista en gastroenterología.

Agregó que la gravedad de estas reacciones depende de la cantidad de alcohol medicamento consumido.

Bernal Hernández destacó que una vez que se haya tomado cualquier fármaco antihipertensivo o antiparasitario es recomendable evitar el consumo de alcohol hasta 24 o 48 horas después, debido a que es el tiempo en que el organismo tarda en metabolizarlos y eliminarlos a través de la orina.

Ante ello, recomendó preguntar al médico sobre los medicamentos que pudieran estar permitidos para mezclar con bebidas alcohólicas

Muchas veces más vale preguntar a tiempo que después terminar en el servicio de urgencias”, dijo.

Además de combinar alcohol y medicamentos, es importante no ingerir bebidas adulteradas 

Otro de los problemas de salud que más se registran en estas fiestas decembrinas son intoxicaciones por ingerir bebidas alcohólicas adulteradas; por esta razón, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) citó en su gaceta a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y enumeró diversas medidas para evitar el consumo de bebidas adulteradas e inhibir “accidentes”:

Éstas son las recomendaciones de la UNAM a la hora de comprar bebidas alcohólicas:  

  • Comprar los productos en establecimientos que emitan nota o factura.
  • Revisar que la etiqueta esté correctamente colocada en el envase.
  • Verificar la información comercial de la bebida en cuestión, como denominación o nombre, datos del fabricante, país de origen, porcentaje de alcohol, contenido neto y sello del organismo certificador”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest