Muere niño diabético porque sus padres prefirieron rezar y no llevarlo al doctor

Emil y Rodica Radita fueron condenados por asesinato luego de que Alexandru, su hijo, un adolescente de 15 años que sufría diabetes, falleciera en 2015 víctima de una infección generalizada y de hambre.

De acuerdo con los médicos, el menor falleció en su casa, de donde rara vez salía pues estudiaba allí y no iba a la escuela. Al momento de su muerte apenas pesaba 16 kilos y su rostro parecía no tener carne.

A pesar de ser diabético, sólo una vez en su vida vio a un médico debido a que sus padres, católicos apostólicos romanos, creían fielmente en que Dios lo salvaría. Alexandru tuvo su primera crisis a los 3 años.

Los doctores informaron a los progenitores que a partir de ese momento debían controlarle el azúcar, medir su cantidad en sangre y suministrarle la insulina. No obstante, la madre creyó que se trataba de una farsa y decidieron no volver a visitar el hospital.

Según las investigaciones, durante las últimas horas de vida de Alexandru, sus padres se negaron a llamar a una ambulancia y, en lugar de ello, se pusieron a rezar esperando un milagro que nunca llegó. Ahora deberán pasar 25 años en prisión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

diseño web monterrey

paginas web

diseño web queretaro

puff adulto

puff sillon

PHLOX

poliurea

sex shop queretaro